El bailarín Dagoberto Huerta junto a su academia de Danza, fue el invitado especial de la gala 2018. La Seremía de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de O’Higgins Lucía Muñoz Sandoval, entregó un galvano confeccionado por los alumnos de la Escuela Especial Juan Tachoire de Machalí.

Rancagua- Cerca de 700 personas llegaron hasta el Teatro Regional de Rancagua, para disfrutar de la Gala de Danza 2018, actividad cultural que cada año reúne a las compañías, academias, estudios y elencos de la Región de O’Higgins que forman parte de la Mesa Regional de Danza de la Seremía de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de O’Higgins, que lidera Lucía Muñoz Sandoval.

La máxima autoridad cultural de la Región explicó que esta actividad reunió a más de 150 bailarines, bailarinas, directores y coreógrafos para protagonizar una puesta en escena que dejó en evidencia el minucioso trabajo de los elencos participantes. Lucía Muñoz aplaudió además el compromiso de los artistas y el talento que se va potenciando con la perseverancia de los bailarines y bailarinas y el apoyo de sus respectivos maestros.

En esta oportunidad, el bailarín Dagoberto Huerta junto a su academia de Danza -que lleva su nombre y se encuentra en Marchigüe- fue el invitado especial de la gala. Una vez finalizada su presentación, Lucía Muñoz Sandoval, junto a la directora de la Escuela Especial Juan Tachoire de Machalí, Carolina Espínola Acosta, entregaron un galvano confeccionado en madera y cobre, especialmente para el artista, por parte de los alumnos y alumnas, como reconocimiento a la trayectoria del bailarín, su aporte al desarrollo de la danza en el país, su difusión en el extranjero y su trabajo en temas de inclusión. Dagoberto es Miembro del Consejo Internacional de la danza en la Unesco y se ha desempeñado como Director artístico y coreografo, participando en cortometrajes y series de televisión, adjudicando variados fondos de Cultura, entre ellos Fondart Nacional para pasantías en el extranjero y Fondo de inclusión para el Encuentro Internacional de Arte sordo, donde es Director y Productor general de esta iniciativa, en conjunto su equipo de trabajo compuesto por Ximena Quiroz, Juan Pablo Ibarra y Alejandro Hidalgo.

“Quiero agradecer a la Secretaría Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la Región de O’Higgins, mi región, por este bello reconocimiento. A mis 31 años me siento agradecido de ser reconocido por la trayectoria artística, que se haga en el marco de la Celebración del Día de la Danza es algo hermoso, que queda en uno para siempre”, señaló Dagoberto Huerta, quien en la actualidad es el único bailarín completamente sordo, que además ha logrado perfeccionarse en esta disciplina, pese a sus limitaciones auditivas.

El artista regional agregó que “nunca he esperado tanto, siempre me he esforzado para entregar lo mejor de mí, no ha sido todo color de rosa en esta vida, pero lo que he entregado y lo que seguiré entregando siempre será con amor y con la convicción de dar lo mejor de mí, para mis alumnos y alumnas, para la Academia y Compañía, para el arte, para la danza y para cada uno de esos aplausos, que nos ovacionaron. Esta presentación es el resultado de un trabajo en conjunto con mis alumnas, con las apoderadas, con Paulina que hoy nos acompañó y con todo aquel que ha aportado a nuestro arte”, concluyó.

Las compañías, academias, estudios y elencos de la Región de O’Higgins que participaron:

La Compañía de Canto y Danza Alma Latina, La Escuela de Ballet Parroba, La Escuela de Danza de Ximena Franco, La Escuela DÁrt Ballet Grandjean, Academia de Danza Ana María Palomino., Academia de Danza Árabe Michely Corral, Estudio De Danza Paul Canales y Estudio de Danza Victoria Lagos.